viernes, 1 de febrero de 2008

La inflación ya no es lo que era antes

La inflación ya no es lo que era antes (una paráfrasis poco elaborada del original de Mafalda, “el futuro ya no es lo que era antes”, que en el caso nuestro no es menos cierta). Esta semana el BCV anunció un cambio en la ponderación del Índice de Precios al Consumidor (IPC), a raíz de los resultados de la III Encuesta Nacional de Presupuestos Familiares (ENPF). Es una tarea extraordinaria que produce un resultado muy sencillo: ¿En qué gasta sus ingresos una familia venezolana promedio?

Los resultados empezarán a ser utilizados para determinar la variación en el IPC general este mismo año. La inflación en cada rubro en el que gastan las familias venezolanas seguirá siendo calculada de la misma forma, cambiará la ponderación que se le otorga a cada uno en el índice general. Todo esto no contribuirá a reportar una variación de precios menor, a pesar de la suspicacia que ha despertado la introducción del cambio en una época en que la inflación y el desabastecimiento se han convertido en los temas claves de la política venezolana.

Veamos por ejemplo los cuatro rubros que ganaron en importancia a raíz de la realización de la ENPF. El porcentaje del gasto familiar dedicado a Alimentos y bebidas no alcohólicas pasa de 22,9% a 25,6%. Es decir, se le da ahora más importancia a uno de los rubros que ha experimentado mayor variación de precios (30,9%, versus el IPC general 22,5%). En esa misma línea, la ponderación de Restaurantes y hoteles, que experimentaron el año pasado una inflación de 42,8%, pasa de 6,1% a 9,4% del gasto familiar. Ese también es el caso de los gastos en Salud, que experimentaron el año pasado una inflación de 28,3%, y que ahora tienen una ponderación mayor: 6,5% en lugar de 4,2%. Por último, Bebidas alcohólicas y tabaco, que experimentó el año pasado una inflación de 78,1%, pasa a ocupar también un porcentaje mayor del gasto familiar: 2,3% en lugar de 1,5% (ambos, por cierto, bastante más bajos de lo que indicaría la sabiduría popular).

En contraste, los rubros que pierden importancia son aquellos en donde las variaciones de precios son menores. Alquiler de vivienda pasa de 15,1% a 12,1% del gasto familiar, un rubro que el año pasado apenas registró una inflación de 5,7%. Transporte, con una inflación de 17,7% en 2007, pasó de 13,3% a 11,2% del gasto familiar. Esparcimiento y cultura, que registró una inflación de 16,9%, pierde algo de ponderación (de 5,1% a 4,0%). (Es decir, la familia venezolana, en promedio gasta en esparcimiento y cultura casi dos veces lo que gasta en alcohol y tabaco…)

En pocas palabras, el BCV acaba de reconocer que las familias gastan una proporción de su ingreso cada vez mayor en los rubros de mayor inflación, y una proporción cada vez menor en los de menor inflación (un resultado natural). Para entender mejor los efectos de este cambio, si se calcula la inflación general del año pasado haciendo uso de la nueva ponderación, el resultado estaría alrededor de 24,9%, 2,4% por encima del reportado (22,5%). El barco rumbo a la meta de 11% no podía haber zarpado con más viento de cola. Esto no les va a hacer ninguna gracia. La variación del IPC de enero podría tardar algo más de lo normal.

Para El Universal, 01/02/2008

2 comentarios:

ale dijo...

Epale, como esta la vaina ?
Espero que todos esten bien por alla, tu esposa, el chamo , tu padres y Marinita, saludos a todos ellos.
He leido tus articulos tanto en el Universal , como aqui, estna muy bien, te felicito.

Para que te distraigas y conozcas un poco mas sobre mi hijo Daniel Alejandro , metete aqui:


http://danisababaseball.spaces.live.com/default.aspx?wa=wsignin1.0

Jg. dijo...

Hola buenas noches, mi pregunta para ti es,tomando en cuenta tan buen articulo,¿Desde tu punto de vista, como entra el tema de la reconversion en el hecho de modificar y acualizar el IPC?

Gracias!
si quieres responder tambien a mi correo: jesusgalarraga@gmail.com