jueves, 13 de marzo de 2008

Las notas estructuradas y el mercado paralelo

La historia de las notas estructuradas es más o menos así. Un día cualquiera, el gobierno decide que es hora de deshacerse del montón de bonos de otros países que se han comprado desde el FONDEN, con los fondos que PDVSA y el BCV le han transferido a esa entidad.

El gobierno procede a reunir a un equipo de banqueros de inversión internacionales, que acuden ávidos con sus tapabocas y pinzas nasales (que huela mal no significa que no se le pueda sacar provecho). Con su ayuda, el gobierno procede a empaquetar varios bonos que ha adquirido de diferentes países, y vender un nuevo instrumento, que equivale a ofrecerle al comprador un pedacito de los bonos de cada una de esas repúblicas.

Ahora bien, si el gobierno necesita dinero y desea deshacerse de los bonos de Ecuador, Argentina, Brasil, etc. ¿Por qué hace eso tan complicado? ¿Por qué no los vende en el mercado internacional y punto? Y aquí es donde se pone interesante.

En primer lugar, porque ya el valor en dólares que estaría dispuesto a pagar el mercado hoy es muy inferior al precio al cual fueron adquiridos esos bonos, y eso trae consigo sus propias implicaciones en términos de salvaguarda del patrimonio público. En segundo lugar, porque es mejor vender esos bonos (denominados en dólares) en Venezuela, y recibir a cambio bolívares, esquivando al BCV. Al no intervenir el BCV no se crea dinero nuevo, y además se consigue una tasa bastante mejor que 2,15 bolívares por dólar. Acudir al BCV no es negocio para el gobierno (y además le concede una transparencia indeseable al proceso).

Así, si el gobierno adquirió hace dos años un bono de Ecuador por 100 dólares, y ese bono en el mercado hoy vale sólo 70 dólares, es mejor ofrecérselo a alguien en Venezuela por la módica suma de 266 bolívares fuertes. Para el que compra, la tasa implícita resultante entre los bolívares que entrega (266) y los dólares que recibe (70) es de 3,80, bastante inferior a la que tendría que pagar por un dólar en el innombrable mercado paralelo. Esa ganancia automática se le otorga a dedo a instituciones financieras y casas de bolsa. No se convoca a una subasta. Eso sí, no hay duda de que ese mismo dedo que asigna también anota.

Ahora el gobierno puede decir que ese bono ecuatoriano fue vendido con “tremenda ganancia”, porque los 266 bolívares equivalen (a la tasa oficial de 2,15) a 124 dólares (había costado 100). ¡Desapareció la pérdida patrimonial! ¡Aleluya!

En resumen, el gobierno venezolano aprovecha la brecha existente entre el dólar oficial y el paralelo para deshacerse de esos bonos, maquillando la pérdida patrimonial que ha sufrido la República; se los vende a un grupito de instituciones (regalándoles una enorme ganancia cambiaria), que los adquieren con bolívares que ya estaban en circulación, y satisface así la demanda de divisas que hay en Venezuela para promover salidas de capitales (el año pasado se bajaron 16.700 millones de dólares de nuestra balanza de pagos por este concepto). Y eso se hace al mismo tiempo que se prohíbe mencionar al paralelo y se condena a quienes en el pasado acumularon fuertes cantidades de divisas en el exterior por cortesía de los gobiernos corruptos de la cuarta república.

Para El Universal, 15/03/2008

6 comentarios:

cesar dijo...

Soy recién graduado en Economía y disfuto mucho la lectura de su columna. Lo felicito por su escritura clara y didáctica, ahora bien, Prof. Santos, más que un comentario es una duda, de donde usted saca la cifra de venta de una nota estructurada en 266 BsF. Es una estimación (cómo la calculó?) o bien es la información que usted maneja de la realidad.
Muchas Gracias, espero su feedback!

Miguel Angel Santos dijo...

Hola!
La verdad es que esa cifra está puesta allí sólo con fines didácticos, más o menos las tasas implícitas son las que coloco aquí, y simplemente mcalculé qué valor nominal hace falta para disfrazar una pérdida patrimonial de esa magnitud!

Nelson Freitas dijo...

Prof me gustaria saber lo siguiente:
- Que hacen los banqueros con estas notas, las revenden a quien y a que precio.
- Desaparecen de las cuentas de la república dichos bonos.
- Al vender dichas notas el Fonden recupera los dolares invertidos con la respectiva pèrdida o manejan una cuenta en bolivares para esconder la perdida.
- Estas notas incluyen bonos del sur?

Miguel Angel Santos dijo...

Nelson:
Qué hacen los banqueros con esas notas?
R.- Las revenden, desde que se hace la emisión, varios de los estructuradores acuerdan comprar una parte a cierto descuento, en la última la tasa implícita le garantizaba una ganancia inmediata a la banca de 400 o 500 bolívares por dólar. Además, el gobierno le pidió a los bancos que al menos 40% de lo que se les asignó en notas lo colocaran en el mercado paralelo, para bajarlo... Así que ellos lo toman, lo venden en el paralelo para bajarlo, e igual uno termina vendiéndolo en el mercado internacional... El tema es que todo eso está determinado de antemano, ya se sabe a cuánto te lo van a comprar y cuánto te vas a ganar... Y se asigna a dedo, sin subasta.

Desaparecen esos bonos de las cuentas de la República?
R.- Sí, desaparecen, en la balanza de pagos se registra una caída de activos públicos en el exterior, y un aumento de los activos privados, FONDEN se deshace de los bonos.

- Al vender dichas notas el Fonden recupera los dolares invertidos con la respectiva pèrdida o manejan una cuenta en bolivares para esconder la perdida.

La manejan en bolívares, en los libros de FONDEN (si los hay) registran una ganancia en dólares a tasa oficial, que se acredita mediante los pagos en bolívares que hacen los compradores de bonos. Este punto de cómo lo contabilizan no te lo puedo responder con claridad, quién sabe en dónde está, si existe, la contabilidad de FONDEN y cómo hacen para seguirle el rastro a las transferencias a tantos fondos parafiscales (a lo mejor son para eso, para que no se pueda seguir el rastro)

- Estas notas incluyen bonos del sur?
R.- En este caso había Bonos de Argentina, pero no eran mayoría, tengo entendido que con las emisiones de Bonos del Sur pasadas se fueron agotando los BODEN (bonos argentinos) que tenía FONDEN, y que esta operación se monta con los pocos que quedan, empaquetados con bonos de Ecuador, Brasil, Bolivia y ve tu a saber qué otros, con el fin de disfrazar la pérdida patrimonial ocurrida con los papeles de esos otros países (lamentablemente los venezolanos no tenemos acceso a un file público de FONDEN que explique los detalles de la operación, es el único gobierno del mundo que maneja una caja chica equivalente a las reservas internacionales sin rendir cuentas a los dueños, o sea, a nosotros).

Dessire dijo...

Prof. Santos, usted hace la economía mucho más fácil de entender para la gente común como es mi caso. Quisiera hacerle unas preguntas simples, ¿usted cree que las notas estructuradas van a seguir presionando para que baje el dolar paralelo? ¿Cree usted que es posible que el precio del paralelo vuelva a rondar siquiera los 5,00 BsF en los próximos meses? Gracias de antemano!

JC dijo...

Estimado profesor lo felicito por la manera tan didactica de abordar este caso y darse a entender tengo una pregunta para usted y se trata sobre las Notas Estructuradas Paralelas denominadas en Bs y emitidas segun la prensa por Bancos Nacionales y Extranjeros con que fin se emiten estas?? quisiera entender que papel juegan en todo esto Gracias