martes, 29 de julio de 2008

Paul Krugman sobre la crisis de Estados Unidos

La verdad es que estando aquí en Venezuela, en donde a diario se discute si el Banco Central de Venezuela debe ser independiente o no (para el Presidente, esa es una antigua máxima liberal); o se cuestiona qué tiene de malo trasladar dólares de reservas internacionales a fondos en el exterior sin retirar la contrapartida en bolívares de circulación; en un país en donde el gobierno un año califica al mercado paralelo de divisas como nido de especuladores y al año siguiente se faja a vender dólares ahí para bajar la cotización; o se insiste en las ventajas de los controles de precios, la planificación centralizada, la propiedad comunitaria; hablar de economía internacional, o de la crisis de hipotecas en Estados Unidos, equivale a ciencia ficción. Y lo peor es que, al menos por ahora, probablemente haya algo de cierto en eso. Gracias al petróleo Venezuela no sólo se ha podido aislar de la comunidad financiera internacional, sino mejor (o peor) aún, se ha convertido en una comunidad financiera en sí misma.

En cualquier caso, para realizar ejercicios intelectuales y mantener cierto suministro de aire al cerebro, vale la pena escuchar la siguiente clase de Paul Kugman, acerca de la crisis financiera en Estados Unidos. Algunas de las ideas principales de Krugman:

¿Cuáles son los indicadores más claros de la crisis?-
Existen ciertos activos cuyo riesgo tradicionalmente se consideraba equivalente, que ahora presentan yields muy diferentes: Por ejemplo, LIBOR a tres meses ((London Interbank Offer Rate, la tasa a la que los bancos se prestan dinero en "Londres", en realidad todo ocurre en el cyberspace) normalmente estaba 30-50 puntos basicos (0,30%%-0,50%) por encima de las Letras del Tesoro de USA a tres meses (sólo porque el riesgo de prestarle a un banco es un poco más alto que prestarle al gobierno de los Estados Unidos), y ahora está alrededor de 200 puntos básicos. Estos spreads están diciendo algo que parece razonable: Se ha incrementado el riesgo relativo de prestarle a los bancos, al menos en relación con el gobierno de los Estados Unidos (ese aumento en el spread está indicando que hay un montón de riesgo percibido en el sistema)

¿Cuándo pasó esto por última vez?-
La última vez que algo así pasó fue en 1998, cuando cayó Long Term Capital

¿Cómo se llegó a esa situación?
Bien, según Krugman, existía una enorme burbuja en el sector de Real State en USA (Bienes Raíces), que comenzó cuando cayeron las empresas de tecnología, internet start-ups, y demás representantes de la "nueva economía" a comienzos de los noventa. En ese momento, lo que impulsó la recesión fue la caída en inversión en telecomunicaciones, de repente hubo que frenar el crecimiento de toda esa infraestructura que ya nadie iba a utilizar. Para tratar de sacar a la economía de esa situación la FED bajó las tasas de interés, más o menos hasta la vecindad de 1%. No sólo la tasa de interés de corto plazo cayó, sino también la de largo plazo, porque Estados Unidos estaba recibiendo grandes entradas de capital, principalmente desde China, y en menor medida Japón, y de algunos países petroleros que empezaban a disfrutar de la bonanza de precios que se ha extendido hasta nuestros días. Esa situación de bajas tasas de interés, hizo las inversiones en bienes raíces muy atractivas. Y allí empezó a ocurrir una burbuja clásica: Los precios empezaron a subir, llenando las expectativas de los que pensaban que así sería, y alimentando las de que seguirían subiendo, y así sucesivamente.

Así, los precios de bienes raíces alcanzaron una magnitud tal que estaba completamente fuera de orden si se contrastaba con patrones históricos de precios. Medidos por varios indicadores y relaciones (cuánto cuesta alquilar versus cuánto cuesta comprar), los precios de los activos de bienes raíces se empezaron a mover entre 70% y 100% de donde deberían estar (de acuerdo con las relaciones históricas). Según Krugman, para el año 2005 los ciudadanos de Estados Unidos se ganaban la vida comprando y vendiendo casas con dinero prestado de China.

Y así, de acuerdo con la ley de Herbert Stein (Stein's Law,"If something cannot go on forever, it will stop,"), esta situación no tardaría mucho en llegar a su final.

Ver la clase de Paul Krugman Completa (hora y quince minutos).