sábado, 16 de agosto de 2008

¿Se agota estrategia para mantener el dolar paralelo?

El Ministerio de Finanzas suspendió el lunes pasado la venta de bonos argentinos a bancos venezolanos. Los banqueros, que habían acordado la venta de los papeles antes de tenerlos en la mano, tuvieron que comprarlos a otros vendedores para cumplir con sus clientes, circunstancia que impulsó el valor de los bonos argentinos.
En el bajo precio de los bonos venezolanos incide que el Gobierno "ha inundado el mercado de papeles, Pdvsa emitió 7 mil millones de dólares y al poco tiempo se emitieron otros 4 mil millones de dólares, la oferta ha sido excesiva". Más que por obtener recursos, el Gobierno ha emitido esta cantidad de papeles para inyectarle divisas al mercado paralelo y disminuir la brecha con el tipo de cambio oficial.
Como el exceso de oferta ha golpeado el valor de los bonos, el Ejecutivo optó por comprar papeles argentinos y revenderlos en el mercado venezolano. El problema es que la estrategia comenzó a incidir en el precio de los bonos argentinos, porque los bancos venezolanos pagan los papeles en bolívares al tipo de cambio oficial e inmediatamente se voltean y los venden a la tasa del dolar paralelo. Como la ganancia cambiaria es enorme a los bancos no les importa vender los bonos argentinos con un gran descuento.

Junto a los manejos financieros marchan otro tipo de problemas, como la política de nacionalización de empresas que no es bien vista por los fondos de inversión, falta de transparencia en las cuentas públicas y la fragilidad de la economía venezolana ante un eventual descenso de los precios del crudo.