miércoles, 17 de septiembre de 2008

Si caen Lehman Brothers y AIG... ¿qué queda para nosotros?

La posibilidad de que caigan en bancarrota líderes a nivel mundial en banca de inversión (Lehman Brothers) y seguros (AIG) tiene profundas connotaciones para nuestra estabilidad mental. Es decir, si estas compañías se vinieron a pique, contando con un tren gerencial entrenado en las mejores escuelas de negocios del mundo y con una amplia experiencia de negocios, ¿qué puede quedar para nosotros? Si allá los que tienen idea menospreciaron olímpicamente los factores de riesgo que podían precipitar su caída, ¿qué cabe esperar de nuestro propio futuro, en manos de Rodrigo Cabezas (“los controles de precio no han funcionado, por eso vamos a concentrarlos en un número muy pequeño de productos”) o Haiman El-Troudi (“yo estoy disuadido de que la vía es el socialismo”)? Si Lehman Brothers y AIG son capaces de esconderle a los reguladores de allá sus apuestas más arriesgadas, qué podemos esperar nosotros con SUDEBAN?