miércoles, 8 de octubre de 2008

La crisis financiera de USA y nuestros niveles de endeudamiento

La crisis nos ha dado la oportunidad a quienes enseñamos finanzas corporativas en economías emergentes (todavía nadie ha acuñado el término de “submergentes”) de exponer mejor el concepto de costo de bancarrota. El año pasado un alumno del IESA realizó conmigo una tesis para estudiar si las empresas en Venezuela se encontraban sub-endeudadas o sobre-endeudadas (medido por varios criterios). La evidencia indicaba que nuestras compañías poseían índices de endeudamiento menores a sus contrapartes en mercados más desarrollados (casi todos) en la mayoría de las industrias. En ese trabajo se asomó la hipótesis de que podría ser un reflejo del propio riesgo país de Venezuela: Como aquí el capital se descuenta a tasas más altas que en otros mercados, su valor es menor, y por ende el margen de endeudamiento medido a través de los balances es menor. Ahora aparece una explicación un poco más sólida: Cuando las empresas venezolanas se endeudan, dado que nuestra economía es mucho más volátil que cualquier otra y aquí ocurren crisis bastante más grandes en términos del tamaño de la economía con más frecuencia, toman en cuenta de alguna forma los costos de bancarrota. Estos costos, que no son tan evidentes como la propia tasas de interés, vienen representados por la pérdida de margen de maniobra financiera en el evento de una crisis. Así, aunque a simple vista los índices de endeudamiento parezcan inferiores, podrían estar compensando los mayores costos de bancarrota (viéndolo así, habría que pensar en realizar un nuevo estudio, porque ajustando por el riesgo de bancarrota actual creo que la mayoría de nuestras empresas se encuentra sobre-endeudadas, aunque probablemente parte de esa deuda se encuentre en los balances de otras compañías relacionadas en el exterior).

Este mismo criterio, tamaño de la deuda en función del riesgo de bancarrota, podría utilizarse también para evaluar la evolución de nuestra deuda pública. Eso sí, contando PDVSA, CANTV, Electricidad de Caracas, y demás caprichos que el gobierno se ha ido dando en estos años; y sin olvidar la ley de Stein.

1 comentario:

Ebenezer dijo...

Más que un comentario MAS, es una pregunta:
! Un país cuyo único producto de exportación es el petróleo y cuya factura está comprometida casi en un 70% con USA, como quedará si los precios continuan a la baja?

Se sabe, que el comienzo de esta crisis se dá por el asunto de las transacciones hipotecárias. !Que se puede decir de los miles de familias, que a sabiendas de sus limitaciones económicas se comprometieron a pagar deudas excesivas que no estaban en capacidad de pagar?

Gracias.