martes, 28 de octubre de 2008

Noticias: Se estrechan los dólares para importar

En 2004 el precio de la cesta petrolera venezolana alzó vuelo y de 32,88 dólares el barril alcanzó la cumbre de 126 dólares el 18 de julio de este año.

Hasta ahora, el combustible ha sido suficiente para cubrir una expansión estelar de las importaciones. De hecho, las compras al exterior del primer semestre de este año ascienden a 21 mil 624 millones de dólares, cifra que representa un alza de 210% respecto al mismo período de 2004, pero el escenario comienza a girar.

Tomando en cuenta que históricamente las importaciones se incrementan en el segundo semestre, la proyección de bancos de inversión y firmas especializadas es que este año la factura por compras al exterior ascenderá a 54 mil millones. . El problema es que después de una acelerada caída el precio del crudo venezolano cerró la pasada semana en 61dólares, un nivel que enciende alarmas.

Si se toma como cierta la premisa del presupuesto nacional de 2009, que contempla exportaciones por el orden de 2,9 millones de barriles diarios y la cesta venezolana permanece en 61 dólares, el país recibiría 64 mil 568 millones de dólares.
Aun suponiendo que las importaciones no crezcan en 2009 y se mantengan en 54 mil millones, al restar pagos de deuda y divisas para viajes, el escenario luce muy ajustado.

El país sufriría una baja en las reservas internacionales, que se ubican en 39 mil millones de dólares y ya no podría depositar recursos en el Fonden.

Las perspectivas con las exportaciones que la OPEP y firmas especializadas asignan a Venezuela; es decir, 2,2 millones de barriles diarios, se tornan más complicadas.

Con el precio de la semana pasada y este nivel de exportaciones el país recibiría en 2009 unos 48 mil 983 millones de dólares, una magnitud que ya de por sí no cubriría las importaciones.

Aun cuando la OPEP anunció un recorte de producción, el petróleo no deja de perder valor. El barril del West Texas Intermediate (WTI) culminó la jornada en 63,22 dólares, con un declive de 93 centavos en relación con el viernes.

Al mismo tiempo, el precio del Brent del Mar del Norte para entrega en diciembre cayó a 59,32 dólares, alcanzando su nivel más bajo desde febrero de 2007, aunque cerró en 61,41.

John Kilduff, analista de MF Global, explicó a Reuters que "tuvimos algunas malas noticias sobre la actividad del mercado desde el extranjero, principalmente en Asia".

La demanda de petróleo en China, una de las causas principales tras el ascenso del crudo en años anteriores, aumentó 2% en septiembre, el incremento más débil de los últimos diez meses, agregó John Kilduff.

Analistas sostienen que el temor de los inversionistas a que una desaceleración económica en Europa, EEUU y Asia impacte la demanda, es la causa principal del declive de los precios del crudo. Los temores son de tal intensidad que el anuncio de que la OPEP podría considerar nuevos recortes de producción no ha sido suficiente para darle soporte al barril.

Víctor Salmerón
EL UNIVERSAL, 28/10/2008