jueves, 28 de agosto de 2008

La vida de nosotros

Las “pequeñas” cámaras de video y los micrófonos escondidos en monederos, latas y floreros. Las llaves de las casas sacadas de los morrales de los colegios o de los guardarropas de los gimnasios. Las muestras de olor tomadas de piezas de ropa robadas a sospechosos y utilizadas para entrenar perros. “Juro que, al lado de la Milicia Nacional del Pueblo, el Ejército y las fuerzas protectoras de nuestros aliados, combatiré a los enemigos del socialismo, aún a costa de mi vida, y cumpliré las tareas que me sean asignadas para garantizar la seguridad de la República”. Número 38, calle Mauerstrasse, en un pequeño callejón de Mitte. Uno de los ocho distritos de Berlín que cayeron bajo control soviético al finalizar la segunda guerra mundial.

Más allá de toda esta parafernalia, que la tecnología moderna ha reducido al zapatófono de Maxwell Smart (el Superagente 86), lo más importante que alberga este edificio son los archivos de la Stasi, el antiguo Ministerio de Seguridad del Estado. Aquí cualquiera puede consultar los miles de tomos con las transcripciones de grabaciones de conversaciones privadas. Aquí es donde el protagonista de la película “La vida de los otros” descubre, una vez que ha caído el muro de Berlín, que “su” agente sustituyó las suyas por diálogos vacíos, salvándole la vida.

Dentro de la pequeña exhibición que acompaña a los archivos, se consideró pertinente agregar algunos detalles que ayudan al visitante a comprender en qué contexto se hizo necesario un aparato de seguridad con más de 71.000 agentes y 173.000 colaboradores no-oficiales. Aquí también hay algunas cosas familiares. Las nacionalizaciones de 1971, que el Partido Socialista Unido justificó como elemento clave de la “estrategia del gobierno de darle prioridad al mejoramiento de las condiciones de vida de la población: Unidad en la política económica y social”. El “socialismo con rostro humano”. Los enormes cuellos de botella en el sistema de producción, la escasez, los frecuentes apagones. La protesta estudiantil y la represión. La mentira descarada: “Aquí nadie tiene la intención de construir ningún muro” (Walter Ulbricht, Presidente del Consejo de Estado, en una rueda de prensa en junio de 1961). Así habrán mejorado “las condiciones de vida” que ese mismo año se levantó un muro para evitar que “la población” escapara desesperada.

Al salir del edificio uno se siente como al salir de una cueva oscura (la de la propia naturaleza humana). Uno se descubre respirando profundo, por la boca, buscando reencontrar el ritmo, recobrar el aliento. Por fortuna, allí están las enormes plazas de Berlín, sus cafés, y los demás milagros que en veinte años ha producido aquí la inversión privada. Traje conmigo “La fuerza del pensamiento: Memorias irregulares de un viaje intelectual”, del economista húngaro Janos Kornai. El libro apenas comienza. Kornai se encuentra escondido en un sótano de Budapest junto con otros judíos, mientras afuera se desarrolla la última batalla por el control de la ciudad. Tras algunas horas de silencio, se abre la puerta de su escondite. Es un soldado soviético. La salvación. Le extiende la mano a Kornai. Lo despoja de su reloj. Después lo ayuda a salir.

Para El Universal, 28/08/2008

miércoles, 20 de agosto de 2008

El petróleo no nos alcanza para tanto

Otra vez la escalofriante escena de los militares tomando control de unas instalaciones que contenían la esencia de todo lo que nos hace falta para salir adelante: Inversión extranjera, producción, empleo, potencial exportador. A la pregunta de dónde van a salir los reales para pagar por esto, nuestro Vice-Presidente ha contestado: El Presidente decidirá de cuál de los fondos se va a pagar. Mucho vice y muy poco Presidente. El país está bajo la idea de que esos fondos son infinitos, de que esos bolsillos que sólo ellos conocen alcanzan para todo. Esa percepción convive con la experiencia del deterioro cotidiano. El gobierno no es capaz de construir nada. Nada se crea, todo se transfiere. Diez años después sigue apropiándose por la fuerza de todo lo que sirve, el teleférico, la electricidad, la telefonía fija, un banco español, tres cementeras, una siderúrgica. Más de doce mil millones de dólares dilapidados en cambiarle el título de propiedad a todas esas cosas que ya existían, más de doce mil millones de dólares que no fueron a nuestras escuelas, hospitales, seguridad ciudadana, autopistas, carreteras, puertos y aeropuertos.

Toda esta actividad frenética parte del supuesto de que ese mismo gobierno que no ha sido capaz de construir un teleférico (el Galipán-La Guaira, por ejemplo), va a ser capaz de administrar el Caracas-Galipán. Ese mismo gobierno que creó el Banco de la Mujer y el Banco del Pueblo para terminar invirtiendo en cualquier otra cosa que no sean las mujeres y el pueblo, va a poder ser eficiente manejando el Banco de Venezuela. Ese mismo gobierno que no ha sido capaz de construir más de 40.000 casas por año (apenas ha pasado de 230.000 en diez años) ahora, gracias a que cuenta con un cemento que ya de por sí se estaba produciendo, va a ser capaz de dar vivienda a millones de venezolanos.

Los bolsillos tienen límites. El precio del petróleo en los últimos meses ha caído más de treinta dólares. Si se suman las acumulaciones de activos públicos en el exterior de los nueve años de gobierno la cifra totaliza 28.040 millones de dólares. De ese pote se financia a Argentina, a Bolivia, a Ecuador, a Nicaragua, ahora también a Paraguay; allí se acumulan las cuentas petroleras por cobrar (es decir, las exportaciones de petróleo por las cuáles no recibimos nada a cambio), de ahí se pagan las estatizaciones. No nos alcanza. Por eso desde hace un tiempo el gobierno está tratando de rellenar esos bolsillos a punta de deuda. No contento con hipotecar el petróleo presente, ahora también recibe dinero del gobierno chino a cambio de nuestra producción petrolera futura.

A mediados de esta semana, el crecimiento de la liquidez (6% en las últimas ocho semanas, después registrar apenas 1% en el primer semestre), la incertidumbre creada alrededor de CEMEX, y el fracaso de la operación de bonos argentina, volvieron a empujar el dólar paralelo. Mantenerlo de aquí en adelante va a costar cada vez más. Y cada vez podría haber menos. Ya Cristina Kirchner, tratando de detener la caída de los bonos de Argentina utilizó el comodín “llamar a un amigo” (al nuestro) para iniciar una operación de recompra. De verdad, el petróleo no alcanza para tanto.

Para El Universal, 22/08/2008

La inflación en Zimbabwe alcanza 11.200.000%

Hace un par de meses, los medios estatales de Zimbabwe declararon que la inflación anual del país alcanzó 11.200.000%, con una "cierta tasa de aceleración" de 9.035.046% en relación con la inflación anual registrada en el mes de Mayo, que había sido de apenas 2.233.714%. Una manera irónica de comentar sobre los límites a los que un país puede llegar cuando quienes lo gobierno se empeñan en violar los principios básicos de economía.
Hace un par de años, Gideon Gono, presidente del Banco Central de Zimbabwe, decía que ellos no necesitaban dólares, porque los gastos que necesitaba el Estado para construir autopistas, escuelas, etc., se pagaban en moneda local. Visto así, era muy simple, lo único que hacía falta era fajarse a imprimir billetes para financiar el desarrollo. Del dicho al hecho había mucho trecho.

martes, 19 de agosto de 2008

Sube el dólar paralelo a 3,60

Hoy, en horas de la tarde, se presentó una fuerte demanda de divisas en el mercado paralelo, que llevó la cotización del dólar hasta 3,60 Bs.F. Todavía no está claro qué está detrás, aunque se podrían adelantar algunas eorías (teorías hay siempre!):
- En las últimas cuatro semanas la liquidez ha crecido 2,18%
- La reservas internacionales también han crecido, exactamente 2.664 millones de dólares en cuatro semanas... Eso podría ser un indicador de que PDVSA está necesitando vender más dólares al BCV para hacerle frente a sus gastos en bolívares...
- La estatización de las cementeras, y la "toma de control" de CEMEX generó nerviosismo en el mercado...
- Se frenaron las operaciones de venta de bonos argentinos, había cierto porcentaje de "aguante" en el mercado que esperaba por estas emisiones...

Dolar Paralelo Cotización
Dolar Compra 3,40
Dolar Venta 3,55

Hoy expira el plazo para la venta de notas estructuradas

Hasta ayer, Finanzas no había publicado en Gaceta Oficial una nueva resolución alargando el plazo a los bancos para vender sus notas en divisas , aunque se conoce que la banca ha negociado activamente una extensión de al menos un año.

De acuerdo con las normas, los bancos venezolanos sólo pueden tener dólares y bonos en divisas por una cantidad que no supere 30% del patrimonio.

Los bancos, explican operadores de deuda, tomaron un camino creativo: después de comprar divisas en el mercado paralelo, bonos en divisas o notas en dólares confeccionadas por el Ministerio de Finanzas con títulos ecuatorianos y argentinos, los depositaron en instituciones del exterior, entre las que se encuentran, según fuentes financieras, Deutsche Bank, HSBC, Lehman Brothers y Merill Lynch, entre otros.

A su vez, estas instituciones emitieron notas en bolívares, respaldadas con los dólares y papeles recibidos en depósitos y se las entregaron a los bancos venezolanos.

De esta forma, en los balances aparecen papeles en bolívares y no en divisas, sólo que a criterio del Ministerio de Finanzas esto viola el límite para la posición en dólares.

De acuerdo con un reporte elaborado por BBO Servicios Financieros, que utiliza como soporte los balances auditados de los bancos al cierre del 31 de diciembre de 2007, las notas en bolívares, al tipo de cambio oficial, representan 5 mil 490 millones de dólares.

Esta cantidad equivale a 70% del patrimonio de toda la banca privada y 171% del patrimonio en conjunto de los 12 bancos que registran notas en sus balances.

De acuerdo a la información publicada la semana pasada en un semanario venezolano, los bancos mas expuestos serían el Federal, con un 683% de relación notas sobre patrimonio, Banco Confederado (252%), Banplus (250%), Canarias (194%), Caroní (192%), Banvalor (67%), Del Sur (55%), Bancoro (54%) y Central (52%).

Para los banqueros no es sencillo la venta de las notas en bolívares que aparecen en el balance, ya que para hacerlo también tienen que desprenderse de los dólares y papeles en divisas que las respaldan.

Tanto el precio del dolar paralelo como los bonos de la deuda venezolana registran una caída importante.

19 Aug 2008 07:39 AM CDT

Ahora le tocó a CEMEX (en realidad le tocó a todo el cemento, pero CEMEX no llegó a ningún acuerdo...)

Ayer el Vicepresidente de la República, Ramon Carrizález, informó que se acabaron de firmar memorandos de entendimiento con las cementeras Lafarge y Holcim, las cuales se mantendrán como socios minoritarios en el país, sin embargo señaló que no ha sido posible concretar acuerdo alguno con la mexicana CEMEX, por lo que se procederá a la expropiación de las plantas. Ayer a las 12 de la noche vencía el plazo para negociar el precio de compra. Carrizalez precisó que se negoció la adquisición del 89% de Lafarge por un monto de 257 millones de dólares, y 85% de Holcim por un total de 572 millones de dólares. Asimismo, puntualizó que los recursos con los que serán liquidadas estas compañías es una decisión que corresponde al Presidente de la República. Llamó a los trabaja dores a no preocuparse, pues el gobierno asegurará su estabilidad.

Por su parte, el Ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, indicó que se concretó una negociación exitosa con dos de las tres empresas del decreto de nacionalización del pasado 18 de junio. Reiteró que hasta el momento no fue posible una negociación con CEMEX, por lo que ayer a las 12 de esta noche tomarían "control operacional" de las instalaciones, entrando en vigencia, de este modo, el proceso de expropiación. Asimismo, señaló que la cantidad que CEMEX está pidiendo por esa planta está por encima de su valor real, “por encima de los 1300 millones de dólares”. Reiteró que actuaron conforme a las leyes, y precisó que tomarán las instalaciones junto a los trabajadores y los comités de transición, conformados para garantizar la continuidad operacional de las empresas. Asimismo, garantizó que las acciones de los minoritarios están protegidas, mientras que “las acciones realizadas por CEMEX, donde se desprendió de activos en el exterior a espaldas de esos intereses minoritarios, entendemos que en el seno de la Comisión de Valores se ha venido procesando este caso, porque hay una ley que lo regula, y debe cumplir con esa ley”.

sábado, 16 de agosto de 2008

¿Se agota estrategia para mantener el dolar paralelo?

El Ministerio de Finanzas suspendió el lunes pasado la venta de bonos argentinos a bancos venezolanos. Los banqueros, que habían acordado la venta de los papeles antes de tenerlos en la mano, tuvieron que comprarlos a otros vendedores para cumplir con sus clientes, circunstancia que impulsó el valor de los bonos argentinos.
En el bajo precio de los bonos venezolanos incide que el Gobierno "ha inundado el mercado de papeles, Pdvsa emitió 7 mil millones de dólares y al poco tiempo se emitieron otros 4 mil millones de dólares, la oferta ha sido excesiva". Más que por obtener recursos, el Gobierno ha emitido esta cantidad de papeles para inyectarle divisas al mercado paralelo y disminuir la brecha con el tipo de cambio oficial.
Como el exceso de oferta ha golpeado el valor de los bonos, el Ejecutivo optó por comprar papeles argentinos y revenderlos en el mercado venezolano. El problema es que la estrategia comenzó a incidir en el precio de los bonos argentinos, porque los bancos venezolanos pagan los papeles en bolívares al tipo de cambio oficial e inmediatamente se voltean y los venden a la tasa del dolar paralelo. Como la ganancia cambiaria es enorme a los bancos no les importa vender los bonos argentinos con un gran descuento.

Junto a los manejos financieros marchan otro tipo de problemas, como la política de nacionalización de empresas que no es bien vista por los fondos de inversión, falta de transparencia en las cuentas públicas y la fragilidad de la economía venezolana ante un eventual descenso de los precios del crudo.

jueves, 14 de agosto de 2008

¿Cuánto real pueden tener los fondos parafiscales del gobierno en el exterior?

Esta es una pregunta clave para evaluar la sostenibilidad de la política fiscal, cambiaria y monetaria del gobierno. Lamentablemente no existe ningún lugar a donde acudir para obtener cifras confiables, no existe ningún mecanismo formal de rendición de cuentas, ninguna regla de ahorro o desahorro. Pero hay algunas fuentes a las que se puede recurrir. Por ejemplo, nuestra balanza de pagos. La acumulación de activos públicos en el exterior acumulada en los siete años que van desde 2000-2007 se puede apreciar en la gráfica que está más arriba. Después de todo, la principal fuente de acumulación de activos en dólares es las exportaciones petroleras.



Esta tabla no resuelve del todo nuestras dudas, por varias razones:
1) Como las exportaciones petroleras se encuentran sobre-estimadas en buena medida (la cifra exacta de sobre-estimación ha sido estimada por varios analistas en un rango de US$6.000 - US$16.000 dólares por año), la acumulación de activos públicos en el exterior podría estar también sobre-estimada. Esto lo que quiere decir es que como nuestra balanza de pagos refleja unas entradas de divisas que en alguna medida no se produjeron, la cuenta de acumulación de activos públicos en el exterior podría reflejar algunas salidas que tampoco son tales (la sobre-estimación proviene en parte de los barriles de petróleo que se envían al exterior vía convenios, por los que se recibe un precio muy inferior - if any - al precio de mercado, pero se contabilizan como "exportaciones" y se registran como "cuentas por cobrar").
2) Más importante aún: En los últimos dos años los fondos parafiscales del gobierno en el exterior se han alimentado no solamente de dólares provenientes de la factura petrolera, sino también de emisiones cada vez más grandes de deuda, puestas en la cabeza de las empresas del Estado (PDVSA y CANTV). Es el caso del Fondo Chino, cuya dotación aproximada (US$4.000 millones) proviene de ventas de petróleo a futuro a esa nación, que a todos los efectos son deuda pública. Esto hace más difícil aún seguirle el rastro al tamaño de los fondos, y más irresponsable aún la gestión del gobierno, que no contento con hipotecar buena parte del presente ha empezado desde ya a comprometer barriles de petróleo a futuro.
3) Más importante aún, aunque tuviésemos una idea de lo que ha ingresado, no hay forma de saber qué disponibilidad de recursos existe; es decir, no hay forma de saber cuánto se ha gastado y en dónde. Al cierre del año 2006, una lámina del Ministerio de Finanzas presentada en NY establecía que de los US$18.000 millones acumulados en FONDEN, aproximadamente se había comprometido la mitad. Lo que sabemos es eso, que hasta 2006 se habían gastado unos US$9.000 millones... De ahí para acá es otra cosa...

Esa, irónicamente, es la única forma de obtener información directa a través de FONDEN, que algunos colegas en Estados Unidos nos envíen estractos de presentaciones que los nuestros van a hacer allá, al mismísimo imperio, para levantar dinero.

Como por ejemplo, la que sigue.



En cualquier, mi impresión después de haber revisado toda la evidencia disponible, que no es mucha, es que puede ser que haya dinero en el exterior, pero no tanto como la mayoría cree.

miércoles, 13 de agosto de 2008

El peligro de insistir en que somos ricos

La renovada disposición del gobierno venezolano a seguir adquiriendo deuda argentina en un momento en que todo el mundo se está deshaciendo de ella, ha sido recibida con la tradicional retahíla de declaraciones que hacen referencia a la “regaladera”, y a las “enormes cantidades” de dinero que se destinan a financiar a los gobiernos “amigos” en América Latina. Esta semana el diario La Nación le ha dedicado uno de sus editoriales a este tema, recordándole a la pareja Kirchner que esa deuda moral que están adquiriendo con Chávez terminará saliéndole bastante más cara de lo que indican los rendimientos de los bonos (una advertencia que podría hacerse extensiva a muchos venezolanos).

La “regaladera” en sí no podría ser más cuestionable. La idea de que lo que camina por América latina no es la espada de Bolívar sino la billetera del nuestro. Lo que sí resulta peligroso es seguir insistiendo en que éste es el gobierno que ha contado con más recursos petroleros en toda la historia de Venezuela, no sólo porque no es cierto (no todavía), sino porque además no nos traerá nada bueno en el futuro. Si se sigue repitiendo a mansalva, la idea se convertirá en un boomerang que se devolverá con esa misma fuerza hacia la oposición (cualquier cosa que eso signifique) el día en que le corresponda ejercer el gobierno. Es decir, tú me repetiste durante años que aquí había real a manos llenas, que lo malo de Chávez es que no lo administraba bien, que vivía regalando real; así que ahora te corresponde una tarea fácil: Vamos a repartir esa enorme riqueza de la que me has venido hablando en todo este tiempo. Nada más lejos de la realidad. Eso es lo que pasa cuando uno se entrega a las ideas fáciles, a decir lo que se piensa será más fácil de oír, sin ninguna visión de futuro. Ese es el peligro de seguir insistiendo en que somos ricos.

Aquí en lo que se debe hacer énfasis es en que el petróleo no le alcanza a Venezuela. Todas las exportaciones petroleras del 2007, repartidas por habitante por día, apenas alcanzan para poco más de seis dólares por persona. Es así. Si no regalamos nada, si repartimos todo eficientemente, si el gobierno no tiene aparato, ni escuelas, ni autopistas, ni aeropuertos y además, si el petróleo no tiene costo, nos tocarían seis dólares diarios por persona. ¿Eso es plata? Sí. ¿Con eso superamos el enorme déficit de atención social que heredamos y enrumbamos nuestro país hacia el progreso? No. Setenta mil millones de dólares por año pueden ser mucho real para un gobierno, pero son muy poco para una población y un país en las condiciones de ruina en que se encuentra Venezuela. Un enfoque así pondría el énfasis en la creación de riqueza, que es el problema de fondo, no en la distribución. A partir de allí, perfectamente se puede hacer el argumento de que aún teniendo poco, nos hemos puesto a regalar lo poco que tenemos.

Por eso es que cada vez estoy más convencido de que es mejor esperar, de que es mejor “sudar a Chávez” (entiendo que esta es una idea de Diego Bautista Urbaneja), no sólo porque la catástrofe le abre al gobierno que la sucede más oportunidades de acción, sino también porque, por ahora, lo que hay del otro lado es muy poco.

Para El Universal, 15/08/2008

lunes, 11 de agosto de 2008

Caída en precios de Boden obliga al gobierno a cancelar operación

Descifrado

El viernes 8 de agosto 10 instituciones fueron convocadas a adquirir 200 millones de dólares en Boden argentinos. Hoy lunes las instituciones fueron notificadas que la venta no se realizará. Una fuente cercana a uno de los bancos beneficiados le comentó a Descifrado que la Tesorería Nacional alegaba que los precios en el mercado estaban muy bajos y por eso resolvían no efectuar la venta. La decisión fue notificada a través de una comunicación que dejó sin efecto la invitación a participar.

Evalúan más entregas
La Tesorería podría asignar Boden esta misma semana

Descifrado

Si las condiciones del mercado lo permiten, el gobierno de Chávez podría retomar la asignación de bonos argentinos Boden 15 esta misma semana. Una fuente gubernamental indicó que la cancelación de la operación de venta de 200 millones de dólares en estos instrumentos, pautada para hoy no significa una cancelación de la misma, sino una postergación. De hecho, para el mediodía de hoy, los títulos argentinos se recuperaban de manera importante tras el anuncio de recompra de deuda que hizo el gobierno de Cristina Kirchner.

Volúmenes de exportación petrolera implícitos en los reportes de fuentes oficiales...

Las exportaciones de barriles de petróleo según las fuentes internacionales...


De acuerdo con esta diferencias, las cifras de "acumulación de activos públicos en el exterior" que reporta el balance general del Banco Central de Venezuela podrían estar sobre-estimadas...

Resumen Semanal Actividades del Banco Central de Venezuela 28/07/2008 - 01/08/2008

- El Banco Central de Venezuela (BCV), a través de su mesa de operaciones, colocó certificados de depósito por un total de Bs. F. 3.961,6 millones, monto superior al colocado la semana anterior en Bs. F. 417,6 millones
- Las colocaciones de REPO (venta de bonos DPN con pacto de recompra) disminuyeron en Bs.F. 1,0 millones, al ubicarse en Bs. F. 17,0 millones
- El BCV actuando como agente financiero del Gobierno Nacional, efectuó colocaciones de letras del tesoro por un monto de Bs. F. 48,6 millones
- Las reservas bancarias excedentes mantenidas por las instituciones financieras en el BCV (excluyendo los bancos intervenidos y en proceso de liquidación) registraron un aumento semanal de Bs. F. 837,6 millones al alcanzar un nivel promedio de Bs. F. 3.254,2 millones
- La tasa overnight promedio del mercado interbancario aumentó 0,3 puntos porcentuales para ubicarse en 1,0%, los niveles mínimo y máximo se situaron en 0,04% y 5,0%, respectivamente. El monto negociado en el mercado interbancario de fondos (overnight) alcanzó un promedio semanal de Bs. F. 859,0 millones, siendo este resultado menor en Bs. F. 69,7 millones, con respecto a la semana anterior
- La tasa de interés activa promedio de la banca comercial y universal aumentó 0,1 puntos porcentuales, al cerrar en 23,0%. Igualmente, la remuneración de los depósitos a plazo a 30 y 90 días aumentó en 0,1 y 0,4 puntos porcentuales, al ubicarse en 17,2% y 17,5%, respectivamente. Por su parte, la remuneración de los depósitos a 60 días se mantuvo en su nivel de 17,3%
- En el período bajo análisis, el saldo del dinero base mostró un aumento semanal de Bs. F. 642,0 millones, para situarse en Bs. F. 65.318,0 millones, al finalizar la semana
- El stock de reservas internacionales brutas (RIB) del BCV registró un aumento de US$ 951,0 millones, con lo cual el saldo de las RIB se ubicó en US$ 34.735 millones.
- Conforme a información obtenida a través de Reuters, el precio de la cesta petrolera venezolana y el marcador de la cesta OPEP, disminuyeron en US$/b 1,1 y US$/b 3,7 al cerrar la semana en US$/b 116,4 y US$/b 122,2 respectivamente

viernes, 8 de agosto de 2008

¿Para qué contratamos a este carajo?

Este es el problema #1 que están teniendo la mayoría de las compañías en el mundo. En Venezuela es todavía más grave, por tres razones:
1) La Ley del Trabajo le impone costos prácticamente prohibitivos al destido,
2) La inamobilidad laboral efectivamente prohibe el despido, por debajo de ciertos niveles de salario, y
3) El rendimiento de la mayoría de las empresas depende de cosas ajenas a la productividad, depende de la capacidad de la empresa para apropiarse de parte de la renta petrolera que el gobierno pone a circular por ahí vía gasto.
En cualquier caso, CNNMoney acaba de producir un micro de tres minutos con el hiring guru Geoff Smart, acerca de cómo se deberían conducir las entrevistas de trabajo a potenciales candidatos. Las cosas que debes preguntar y las que no debes preguntar.

Coherencia Arbitraria

Quizás se trate sólo de eso. En finanzas conductuales, la coherencia arbitraria define ese fenómeno según el cual buscamos con afán (y creemos ver) patrones allí en donde no los hay. En esa ilusión encontramos cierto consuelo, no vivimos en una selva, no estamos rodeados por la arbitrariedad, nuestra realidad está inscrita dentro de cierto orden coherente que somos capaces de identificar. Como diría el joven Cole Sear, en la película Sexto Sentido: “Ellos sólo ven lo que quieren ver, no saben que están muertos”.

Todo esto a propósito de la forma instantánea en que se ha disuelto la narrativa que nos sustentaba hasta hace pocas semanas. Es decir, como vienen las elecciones, el Presidente se ha vuelto a poner encima la piel de oveja. ¡Qué hábil, siempre hace lo mismo! Se saca de la manga la carta de la moderación. Acuerda diferir la reforma educativa. Veta la ley sapo. Elimina el ITF. Se sienta con el Embajador de Estados Unidos. Visita al Rey de España. Dentro de esa misma línea narrativa, Fausto Masó insistía en que en 2009 se haría un ajuste económico. La lógica de este argumento también era sólida. Para el Presidente la prioridad es mantenerse en el poder. La inflación puede acabar con él. La estrategia de crecimiento sin inversión está agotada. ¿Tú crees que Chávez no entiende, que no se da cuenta de eso?

La estatización del Banco de Venezuela y el paquete de leyes que procuran coronar vía decreto la propuesta constitucional rechazada en diciembre han dado al traste con todo eso. Ya no hay patrón de ideas que consiga darle sentido a lo que ocurre. El Presidente, que en términos económicos ya no depende de nosotros, ahora quiere independizarse también en el sentido político. Quizás sabe que sin inversión privada no hay forma de combatir la inflación, pero también entiende que en este entorno, que él mismo ha promovido, un par de anuncios o un ajuste económico jamás darán resultado. Ya es demasiado tarde para reinventarse. Ya no sólo la confianza, el sólo beneficio de la duda también está lejos. Si eso es así, mientras más temprano mejor. El año que viene será más difícil. Quizás ese convencimiento lo ha traído de regreso a lo básico. Como diría Javier Marías, lleva sus probabilidades, que también son las nuestras, en sus venas.

Para El Universal, Domingo 10/08/2008

lunes, 4 de agosto de 2008

BCV dice que continuará velando por la continuidad de pagos del sistema financiero nacional (del dicho al hecho...)

Caracas, 01-08-2008

Comunicado del Banco Central de Venezuela (mis comentarios en negritas)
Iniciadas las negociaciones conducentes a la compra del Banco de Venezuela por parte del Gobierno Nacional, el Instituto Emisor informa a la colectividad que el sistema financiero venezolano opera de manera satisfactoria y con solidez.
¿Qué necesidad existe de informar eso ahora? Es decir, por qué el BCV asocia el inicio de las negociaciones que conducirán a la compra (no es nacionalización, es compra vulgar y silvestre, de ese mismo tipo de compras que hace funcionar el capitalismo salvaje, pero con motivaciones distintas)del Banco de Venezuela, con la necesidad de enfatizar "a la colectividad" que el sistema financiero venezolano opera de manera satisfactoria? Pedir excusas antes de la ocasión es culparse.

El Banco Central de Venezuela, como garante del sistema de pagos del país, informa al público en general que, en atención a las funciones que le han sido atribuidas constitucional y legalmente, provee de manera permanente liquidez suficiente al sistema financiero, asegurando así la disponibilidad de medios de pago para el normal funcionamiento de la economía.

El Banco Central de Venezuela posee reservas de monedas y billetes para mantener el flujo de circulante a través de los bancos, satisfaciendo los requerimientos de medios de pago indispensables para las actividades de producción, distribución y consumo del país.
El BCV no sólo "posee" monedas y billetes, sino que además "posee"el monopolio de mandarlas a acuñar (monedas) e imprimir (billetes), así que es difícil dudar del párrafo anterior. Es curioso cómo ya de todas las comunicaciones y propagandas oficiales ha sido eliminada cualquier referencia al "bolívar fuerte, al país fuerte, a la economía fuerte", menos en el Banco Central de Venezuela. En el último balance publicado por la institución en los medios impresos, acompaña a la firma del Presidente del BCV, al pie de la página, una breve frase que hace referencia al "bolívar fuerte". De la cuña al hecho hay mucho trecho. Por cierto, ¿dónde está Armando León?

En atención a la función social que desempeña al servicio de la Nación, el Instituto Emisor reitera su compromiso de velar por la continuidad y eficiencia del sistema de pagos nacional, con lo que se garantizan los intereses vitales de la sociedad y el carácter de servicio público del sistema financiero.
La principal función social del BCV, tal y como está contemplada en la ley, es velar por la estabilidad de los precios, esos mismos que han aumentado en 32% en los últimos doce meses, más de 49% en el caso de los alimentos. Ese mismo BCV que garantiza la estabilidad de los precios, y el bolívar fuerte, es el mismo que garantiza la continuidad del sistema de pagos y la eficiencia con que opera el sistema bancario nacional.

viernes, 1 de agosto de 2008

Lento pero viene: Le tocó el turno al Banco de Venezuela

Ahora le tocó el turno al Banco de Venezuela. El gobierno de Venezuela ha dado un paso más en ese camino estatizador que ya han transitado sin ningún éxito la mayoría de los países de América latina (el último hace más de veinte años). Acaso el último esfuerzo en la región en este sentido del que se tenga noticia fue el decreto de Alan García en Peru, en 1989, que jamás llegó a materializarse debido a la fuerte reacción de la sociedad, que dio al traste con su candidatura y condujo a Alberto Fujimori a la Presidencia en 1990. Después de ese, éste. El último país que estuvo en donde estamos nosotros ahora lo hizo hace veinte años.
La nacionalización del Banco de Venezuela tiene algunas diferencias importantes en relación con los demás que han ocurrido en los últimos dos años:
- El Estado ya cuenta con una red de bancos, el de la Mujer, el del Pueblo, el Industrial (que no son ni de la mujer, ni del pueblo, ni de ninguna industria); todos operando a pérdidas... El gobierno no ha sido capaz de construir nada, al igual que en las demás industrias del país, y procede entonces a nacionalizar aquello que ya funciona... Nada se crea... todo se transfiere
- La mayoría de las estatizaciones ocurridas anteriormente (con excepción de Movilnet) se realizaron en sectores en donde, después de la nacionalización, el gobierno es el único proveedor. Ese no es el caso del Banco de Venezuela... Aquí, al menos en el corto plazo, continuará operando el resto del sistema financiero privado, realizando ganancias (si perden no sobrevivirán mucho, porque ese dinero sí le duele a alguien) mientras los bancos públicos, el Venezuela incluido, se vienen a pique. Esa situación no será sostenible en el mediano plazo, si este proceso no se revierte, la lógica que condujo a la nacionalización del Banco de Venezuela llevará a la nacionalización del resto del sistema financiero
- Esa misma condición de que en el corto plazo sigan existiendo actores privados en la banca acelerará el proceso: Los traslados de cuentas de nóminas desde el Venezuela hacia otras instituciones privadas no se harán esperar. Nadie querer tener sus fondos en un organismo del Estado, en donde no se respete el secreto bancario y en donde, peor aún, se cree un mercado negro de información bancaria privada, en donde bandas de criminales y asaltantes, que operan con comodidad en el país, puedan hacerse más precisos y disminuir su margen de error, afinando sus targets. Esto ya ha empezado a ocurrir con CANTV, cada vez son más el número de robos llevados a cabo por supuestos instaladores de la compañía.

Por lo demás, el precio es lo de menos, en este caso. Para eso tenemos real. No es el caso del Perú, en donde Alan García pagó las estatizaciones (y pensaba pagar también así a la banca) con bonos del Estado denominados en moneda local, cuyo valor se diluía al poco tiempo como consecuencia de la inflación. Esa no es una consideración importante aquí, ni para el gobierno, que se jacta de tener dinero a manos llenas, ni para los españoles, cuyo retorno sobre la inversión está desde hace tiempo asegurado, aunque no reciban nada ahora por el banco, gracias a las cuantiosas sumas de dividendos a tasa oficial subsidiada que han estado trasladando a España en estos diez años.

Nada nuevo, nada bueno.

Quizás sea buena ocasión para recordar a Martin Niemoller:

“First they came for the Communists,
and I didn’t speak up,
because I wasn’t a Communist.
Then they came for the Jews,
and I didn’t speak up,
because I wasn’t a Jew.
Then they came for the Catholics,
and I didn’t speak up,
because I was a Protestant.
Then they came for me,
and by that time there was no one
left to speak up for me”.