sábado, 29 de noviembre de 2008

Síntesis Semanal BCV: 17/11 - 21/11

 Durante esta semana, el Banco Central de Venezuela (BCV), a través de su mesa de operaciones, colocó un total de Bs.F 4.569,6 millones en Certificados de Depósito (CD), siendo este monto Bs.F 197,6 millones inferior a la colocación realizada previamente.

 De igual manera, el BCV, fungiendo como agente financiero del Gobierno Nacional, realizó una nueva colocación de Letras del Tesoro por un total de Bs.F 48,6 millones, así como una colocación de bonos de Deuda Pública Nacional (DPN) por Bs.F 341,1 millones, monto menor a lo emitido la semana pasada en estos instrumentos.

 Las reservas bancarias excedentes mantenidas por las instituciones financieras en el BCV (excluyendo los bancos intervenidos y en proceso de liquidación) mostraron en promedio un incremento de Bs.F 979,5 millones, al ubicarse en Bs.F 2.697,6 millones.

 La tasa promedio semanal del mercado interbancario (overnight) registró una caída de 1,3 puntos con relación a la media anterior, ubicándose en 19,4%, mientras que los valores mínimo y máximo pactados fueron de 1,0% y 35,0%, respectivamente. Contrario a esta evolución, el monto pactado promedio aumentó con respecto a lo negociado la semana pasada, al mantenerse en Bs.F 2.451,7 millones, Bs.F 65,0 millones superior al monto previo.

 La tasa de interés activa promedio de la banca universal y comercial, al igual que la tasa pasiva para los depósitos a plazos de 30 días de estos sistemas, disminuyeron en 0,2 y 0,1 puntos porcentuales cada una, al ubicarse en 23,4% y 17,1%, respectivamente.

 Por otro parte, la tasa promedio devengada por los depósitos a plazos de 60 y 90 días se incrementaron en igual proporción (0,1 puntos porcentuales), al fijarse en 17,3% y 17,2% cada una.

 Al finalizar la semana, el saldo del dinero base se ubicó en Bs.F. 76.769,0 millones, aumentando en Bs.F 1.696,0 millones con relación al nivel anterior.

 El saldo de las reservas internacionales brutas (RIB) del BCV se incrementó en US$ 167,0 millones, al ubicarse en US$ 38.841, millones al cierre de la semana.

 Conforme con la información suministrada por el portal Reuters, el precio de la cesta petrolera venezolana mostró una caída de US$/b 5,7, al fijarse en US$/b 40,7; asimismo, el marcador de la cesta OPEP disminuyó en 4,9 US$/b con relación a la cotización previa, al fijarse en US$/b 46,7.

viernes, 28 de noviembre de 2008

FRONTLINE: El show de Hugo Chávez

Cuando reúnan algo de tiempo, pónganse unos audífonos y siéntense a ver el fenomenal documental de frontline acerca de Hugo Chávez, su período de gobierno y sus maneras. Para los que viven en Venezuela, es una especie de novela acerca de la historia de nuestra propia vida, de esa que ya no somos capaces de percibir en su conjunto a fuerza de luchar por sobrevivir día tras día. Para quienes viven fuera de Venezuela, una advertencia.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

¿Mayoría a la vista?


El resultado más importante del domingo resulta de sumar los votos a nivel de gobernación (tomando Libertador, sin incluir Alcaldía Mayor, para evitar el doble conteo en Miranda). Visto así, el gobierno sacó 5.457.630 votos, por 4.107.000 de los candidatos de oposición. Esta es la cifra que ha repetido Müller Rojas, la que manoseó Chávez, más de un millón trescientos mil votos de diferencia. No incluyen allí los 810.257 votos de los candidatos disidentes (Julio César Reyes, Lenny Manuitt), o de aquellos imposibles de identificar como gobierno, oposición o disidencia (Claudio Fermín, Augusto Uribe). Si esos votos se agrupan en dos categorías, pro-gobierno (5.457.630) o anti-gobierno (4.917.257), la diferencia se reduce a 52,6% - 47,4%. Ahí, ahí. El deterioro que se nos viene encima, no tanto por la caída en los precios del petróleo sino por la mezcla de ignorancia, irresponsabilidad e improvisación predominante en la política económica, podría dar ese empujón final.

¿Es válido verlo así? Depende del tipo de elección. Quizás no sea un buen espejo para una presidencial. Pero sí sería válido para cualquiera de las elecciones que le encantan al nuestro: Chávez vs. Chávez. En una eventual consulta por la reelección indefinida ese 47,4% sería un buen piso, pues habría que sumar (o restar) a aquellos que, aún votando por el gobierno el domingo, rechazan la presidencia vitalicia. Con quedarse en su casa tienen. Habrá que buscar otra vía. Si el domingo se hubiesen elegido representantes a la Asamblea Nacional, la oposición hubiese quedado a tiro de la mayoría.

El gobierno ha arrasado en el interior, principalmente con candidatos y liderazgos surgidos de las regiones. Ese también es un triunfo de la descentralización. Allí la oposición tiene que asumir el reto de renovar su liderazgo. Si bien Antonio Ledezma fue capaz de reinventarse, en muchos otros casos los candidatos de la unidad resultaron ser verdaderos cadáveres políticos; se dieron una vuelta por ahí, para saludar gente y tomarse un marroncito, para salir vapuleados en varios casos con menos de 30%.

Chávez ha pulverizado a la disidencia, quienes trataron de venderse como un poco de allá y otro poco de acá apenas sumaron 7,8% de los votos. Aún así, ese grupo le hace una falta enorme a la oposición. Queda por ver si terminan de cruzar al charco (a-la Ismael García), o si prefieren pagar el altísimo precio que Chávez les va a cobrar por la traición.

Otros que han perdido mucha credibilidad en este proceso son los encuestadores. La diferencia con que ha ganado la oposición sus espacios es mucho mayor que los márgenes de error de los instrumentos de medición. El jueves en la tarde dos de las más serios afirmaban que “lo único seguro era Nueva Esparta”. ¿Y entonces?

Comienza un nuevo día. Al igual que en diciembre pasado, la falsa magnanimidad y gallardía oficial serán seguidas pronto por un ataque frontal, por un saboteo constante. Se requiere de un esfuerzo gerencial ciclópeo en los espacios que se han ganado. Todo queda por hacer. Aún así, el 23-11 le ha puesto los límites de la anhelada mayoría a quienes se oponen al gobierno, si no al alcance de la mano, sí por lo menos a la vista.

Para El Universal, 28/11/2008

jueves, 20 de noviembre de 2008

La visión de cuatro premios Nóbel sobre la crisis financiera y el plan de rescate

En la página del periódico Spiegel online puedes encontrar no sólo la visión de Robert Lucas sobre la crisis financiera, sino también las opiniones de otros premios Nóbel en economía, como Edmund Phelps, Paul Samuelson, y Joseph Stiglitz.

miércoles, 19 de noviembre de 2008

El domingo 23-11 no te dejes vencer por lo convencional

Probablemente alguna vez en estos últimos diez años usted sintonizó con esa frase que se atribuye a Timothy Garton: “La política es demasiado importante como para dejarla sólo en manos de los políticos”. Quizás entonces decidió involucrarse en algún partido político, ONG, asociación civil o de vecinos, junta de padres del colegio u otra instancia en donde suelen dar sus primeros pasos quienes son sorprendidos en algún momento por la asombrada urgencia de participar. Quizás usted fue, se sentó en aquella primera reunión, se cansó de escuchar discursos vacíos, de las arengas de quienes no encuentran oídos en otra parte y se desahogan allí, sin vergüenza, sin cuestionarse si toda esa verborrea tiene algo que ver con el objetivo inicial de la reunión (en caso de que haya sido definido). Acaso entonces se convenció de que todos llevamos un Chávez por dentro. Quizás se topó con lo difícil que es materializar un cambio que mejore el nivel de vida, así sea de una pequeña comunidad, digamos, un condominio. Muy probablemente se frustró, pensó que aquello no iba para ningún lado, que no había cómo influir en aquél curso, y se le vinieron a la mente muchas otras cosas útiles que podría estar haciendo con su tiempo. O peor aún, quizás es usted como mi papá, que debido a una enorme tranca que se armó un domingo en la tarde en la vía de Morrocoy, decidió al llegar a su casa en Valencia llamar a la prefecto del Municipio San José para mentarle la madre y jurarle no volver a votar nunca más.

Esas son las dificultades de la política y el movedizo terreno del interés colectivo. Si usted se desalentó en algún momento, quizás no tenga suficiente vocación. Hay otros que sí la tienen, o que se aprovechan de que el resto de los mortales nos rindamos tan fácilmente ante lo convencional. Siendo así, lo menos que puede hacer este domingo es evaluar cuáles de los candidatos que se han presentado tiene mayor o menor vocación de servicio, cuál es su mejor opción (o acaso la menos mala) y acudir a respaldarlo con su voto. Para eso no necesita ponerse de acuerdo con nadie. Basta con acercarse esa mañana a su centro de votación, a ser protagonista de una de esas pocas ocasiones en las que su decisión tiene idéntica importancia a la de cualquier otro, por más poderoso que sea. Con tu voto le vas a dejar tus problemas en las manos a otros, pero a otros de tu elección.

Después de todo el Presidente tenía razón. Esta elección se trata de escoger al nivel de autoridad más próximo al ciudadano, a los responsables de ayudarnos a resolver esos problemas colectivos para los cuales nos falta suficiente interés o vocación. Pero también se trata, una vez más, de manifestarse a favor o en contra de una forma de hacer política, de un proyecto de país, de una concepción de cómo debemos vivir. Habrá en juego algo mucho más grande que gobernaciones y alcaldías el próximo domingo.

El hecho de que muchos de los lectores sean capaces de llevar vidas relativamente cómodas en las cuales podemos, día tras día, ignorar con despreocupación la política; no debe hacernos pasar por alto que hay alguien trabajando con tenacidad, día y noche, para que nuestros hijos no puedan hacer lo mismo.

Para el Universal, 19/11/2008

No te equivoques el Domingo 23/11: Impríme tu chuleta de la unidad

Un grupo de estudiantes universitarios venezolanos han desarrollado un webpage www.chuletadeunidad.com en donde, suministrando tu cédula, obtendrás una chuleta que puedes imprimir con el número de votos que debes emitir según tu jurisdicción electoral, los candidatos de la unidad opositora y los diferentes partidos que los apoyan (para que escojas el de tu preferencia), el voto lista, y los votos uninominales.

domingo, 16 de noviembre de 2008

Para alumnos del IESA, egresados e interesados: Nueva Materia Electiva (enero-marzo 2009): Riesgos y Excesos de Confianza

Javier Llanos y yo estamos pensando abrir media materia electiva durante el próximo trimestre (enero-marzo), cuyo objetivo principal es discutir y entender mejor qué factores confluyen para que ocurra una crisis financiera mundial y una volatilidad como la que hemos visto en estos últimos meses en los mercados mundiales.
Es evidente que muy pocas de las cosas que están pasando se pueden explicar con las herramientas y los conocimientos que ustedes han adquirido hasta este punto de la maestría. Tiene que haber algo más. ¿Por qué se generan estas burbujas? ¿Por qué la mayoría de las explicaciones acerca de lo que ocurrió y sigue ocurriendo son tan evidentes, y no eran evidentes antes de la crisis? ¿Por qué las pocas advertencias que hubo no fueron escuchadas? ¿Cuáles son las limitaciones del concepto de riesgo tal y como lo hemos estudiado en la maestría? Y más importante aún: ¿Cómo podemos hacer para no caer en los mismos errores en que han caído la inmensa mayoría de practicantes de finanzas, académicos y analistas?
Para alcanzar ese objetivo Javier y yo estamos proponiendo armar un curso alrededor de tres libros. No son libros de texto (¡no tienen ecuaciones!), la idea es que para este momento de la maestría ustedes ya hayan adquirido la mayoría de los fundamentos en finanzas. Son libros que van un poco más allá, y que a partir del origen y la evolución del concepto de riesgo, procuran analizar un conjunto de fenómenos y comportamientos humanos "extra-financieros", que podrían explicar en alguna medida lo que está ocurriendo. El curso comenzará con "Against the Gods: The Remarkable History of Risk" de Peter Bernstein (1998), que utilizaremos para discutir acerca del origen y la evolución del concepto del riesgo a través de la historia, como una herramienta del hombre para reducir su sentimiento de vulnerabilidad y dependencia del concepto de Dios: Lo que me va a ocurrir se puede predecir, se puede medir, no depende de una fuerza externa incontrolable y desconocida. Después, a partir de "Irrational Exuberance" de Robert Shiller (2000), vamos a estudiar el proceso de formación de burbujas financieras, y cuáles son las limitaciones de medir el riesgo en la forma que lo hacemos. Por último, haremos uso de un libro bastante reciente, "The Black Swan", de Nassim Nicholas Taleb (2008), para estudiar los efectos que tienen sobre los mercados financieros y sobre nuestras vidas eventos que, según la historia (precisamente la forma principal en que medimos riesgo), tenían muy poca probabilidad de ocurrir. Este último autor pertenece a un fondo de inversión cuya capitalización ha crecido más de 150% durante la crisis financiera, basado en una estrategia de apostar pequeñas cantidades a la ocurrencia de eventos (black swans) extraordinariamente improbables (¡según la historia!).

Algunas ideas adicionales que los pueden ayudar a evaluar si éste es un curso apropiado para ustedes:

- Los tres textos no se encuentran traducidos al español (creo que hay una versión de Against the Gods, pero no es seguro), de manera que se requiere que el estudiante debe sentirse cómodo leyendo en inglés,- Durante el curso habrá que leer los tres libros, que tienen el siguiente número de páginas: Against the Gods (337), Irrational Exuberance (255) y The Black Swan (300); para un total de 892 páginas- La media materia constará de cinco sesiones que se realizarán cada quince días, de manera que aunque es media materia durará todo el trimestre.
- Si el trimestre tiene diez semanas, 70 días, el curso requiere que ustedes lean un promedio de 13 páginas diarias (si no quieren leer sábados y domingos serán 18 páginas cada día de semana, si sólo quieren leer sábados y domingos serán 45 páginas cada sábado y domingo (¡y si empiezan en diciembre será todavía más fácil!). Como verán no es mucho, pero se requiere cierta disciplina mínima y les tiene que gustar leer, si no va a ser más cuesta arriba.
- Será difícil conseguir los libros en Venezuela, de manera que los estudiantes que planeen tomar la materia deberán hacer las gestiones para obtenerlos durante el mes de diciembre (podemos explorar el tema fotocopias, pero siendo textos enteros en IESA será difícil; en cualquier caso por favor sáquenle copias a Against the Gods para poder navegar al menos las dos primeras clases, cuatro primeras semanas, y ahí vemos).

La idea de la materia no es repetir en clase los libros, ni resumirlos, sino discutir sus implicaciones y sus lecciones para la práctica de las finanzas, y en qué medida chocan con algunas de las cosas que hemos aprendido y que forman parte de los supuestos básicos de la teoría financiera.

Las clases deben ser altamente participativas, los profesores actuarán como "facilitadores" de la discusión, guiándola y extrayendo lecciones y puntos clave a partir de las propias intervenciones y discusiones de los estudiantes. El curso tendrá un cupo máximo de 15 estudiantes (los profesores podrían invitar/aceptar oyentes en/a clases, pero estudiantes en curso sólo debe haber unos 15), para que la discusión sea fluida y todos tengan chance de intervenir varias veces por clase. En principio Javier y yo hemos previsto que la nota se base en participación y posiblemente (según como vaya la discusión) un ensayo. En cada clase se discutirá un texto, en la extensión que se indicará previamente (son cinco sesiones y tres libros).

Espero que les parezca interesante y que lo anterior les ayude a juzgar si esto puede ser una electiva apropiada para ustedes,

¡Gracias!
Miguel A. Santos
Javier Llanos

P.D. Habíamos incorporado en el programa el libro "The drunkard's walk: How randomness rules our lives, by Leonard Mlodinow". Decidimos dejarlo a última hora para hacer la cantidad de lectura más apetecible. Este libro tiene sólo 200 páginas, si lo incorporamos a la lista de lecturas el promedio subiría a 16 páginas por día. Si las 13 páginas diarias les parecen poco y si la descripción (búsquenlo en Google) les parece atractiva, mándennos un e-mail sugiriendo que lo incorporemos a la lista de lecturas.
P.D. 2. Si algunos de ustedes está interesado en el CFA, al menos cinco capítulos de Irrational Exuberance están incluidos en el Body of Knowledge del programa.

jueves, 13 de noviembre de 2008

Financial Times Article: Human frailty caused this crisis

By Richard Thaler and Cass Sunstein

Published: November 11 2008 19:46 | Last updated: November 11 2008 19:46

Mea culpas are rare these days. In a debate with John Kerry in 2004, President George W. Bush fa mously could not name a single mistake he had made in his first term. So it is both noteworthy and commend able that Alan Greenspan, the former US Federal Reserve chairman, fessed up that he had failed to anticipatethe financial crisis.

"Those of us who have looked to the self-interest of lending institutions to protect shareholders' equity (myself especially) are in a state of shocked disbelief," he said. Mr Greenspan had faith that banks were prudent enough to make sure they were not lending money cheaply to people who could not pay it back. Yet that is what happened. As Mr Greenspan says of securities based on subprime mortgages: "To the most sophisticated investors in the world, they were wrongly viewed as a 'steal'."

Why did Mr Greenspan, along with the rest of the world's regulators, fail to foresee that this could happen? We think their mistake was to neglect the role of human nature. To prevent future catastrophes, regulators should focus explicitly on how to provide safeguards against two all-too-human frailties explored by decades of work in behavioural economics: bounded rationality and limited self-control.

The standard (non-behavioural) econ omic model has greatly influenced regulators. In that model, economic agents (econs for short) choose optimally, no matter how hard a problem they face. They play chess as well as they play tic-tac-toe. The problem with this approach is that the world is populated by humans, not econs. Humans are not stupid, but when things get complicated they flounder: they suffer from bounded rationality.

This brings us to an aspect of the financial crisis that has not received the attention it deserves: the financial world has become more complex in the past two decades. Not so long ago, most mortgages were of the 30-year fixed-rate variety. Shopping was simple: find the lowest monthly payment. Now they come in countless forms. Even experts have trouble comparing them and a low initial monthly payment can be a misleading guide to total costs (and risks). A main cause of the mortgage crisis is that borrowers did not understand the terms of their loans. Even those who tried to read the fine print felt their eyes glazing over, especially after their mortgage broker assured them that they had an amazing deal.

Yet growing complexity on the borrowers' side was trivial compared with what was going on at the banks. Mortgages used to be held by the banks that initiated the loans. Now they are sliced into mortgage-backed securities, which include arcane derivative products.

Many economists have argued that even if individual consumers suffer from bounded rationality, markets will be set right by specialists who can figure out even the most complex problem. But, as Mr Greenspan now concedes, even these sophisticated investors got things badly wrong.

The second problem involves self-control. Econs do not suffer from self-control problems and so "temptation" is not a word that exists in the economists' lexicon. As a result, regulators have not thought much about the problem. But when the dessert cart comes by, we humans often cave in. The next thing we know, we are fat. This crisis was fuelled by the seemingly irresistible temptation to refinance the mortgage rather than pay it off. Falling interest rates, rising home prices and aggressive mortgage brokers made re financing (and second mortgages) seem like the apple in the Garden of Eden. When home prices fell and interest rates increased, the party ended.

Regulators therefore need to help people manage complexity and resist temptation. A potential response to complexity would be to require simplicity – for example, by allowing only the standard 30-year fixed-rate mortgages. This would be a big mistake. Eliminating complexity would stifle innovation. A TiVo is a more complicated product than a VCR, but it is also better.

A superior approach is to improve disclosure. One reason a TiVo is better than a VCR is that it is easier to use. Regulators can reduce the chances of a future meltdown by making it easier to understand financial products. Agg ressive steps should be taken to imp rove disclosure – for example, with mortgages, fine-print disclosure should be supplemented by machine-readable files enabling third-party websites to translate hidden details of the terms. Mandatory transparency for investment banks and hedge funds would also help.

The government and the market should try to deal with temptation. We hope that lenders will ask families to have done some saving in order to qualify to buy a home. Conscientious lenders could also nudge people to get off the refinancing merry-go-round, by suggesting that the term of the loan be shortened when a loan is refinanced. More ambitiously, private and public institutions could try to reintroduce an old social norm: try to pay off the mortgage sooner rather than later, and at the latest by the time you retire.

Greed and corruption helped create the crisis, but simple human frailty played a vital role. We will not be able to protect against future crises if we rail against greed and wrongdoers without looking in the mirror and understanding the potentially devastating effects of bounded rationality and limited self-control.


Richard Thaler is professor of behavioural science and economics at the Graduate School of Business, University of Chicago. Cass Sunstein is Felix Frankfurter professor of law at the Harvard Law School. They are the co-authors of 'Nudge' (Yale University Press)

miércoles, 12 de noviembre de 2008

Primas por riesgo país (10 de Noviembre, 2008)

Los genios de nuestra política económica

Hay dos tendencias debatiéndose por estos días acerca de cómo reaccionar a la caída en los precios del petróleo. Antes conviene primero entender qué tan grave es la situación. En Venezuela el único que genera divisas es el petróleo. Esos dólares se utilizan en cuatro grandes bloques: Importaciones (para consumir mucho más de lo que producimos), venta de divisas al sector privado (para alimentar el mercado paralelo), acumulación de activos públicos en el exterior (ellos sabrán para qué), y pago de servicios (seguros, fletes, viajes). En 2007, con el petróleo a 65, Venezuela perdió casi seis mil millones de dólares en reservas. En el primer semestre de 2008, con el petróleo en 100 dólares por barril, apenas acumulamos novecientos millones de dólares en reservas.

Ahora el viento viene de regreso. Hay un proverbio chino según el cual “cuando el viento cambia de dirección, algunos levantan una muralla y otros levantan un molino”. Vamos a ver qué hacen los nuestros. Si Venezuela produce 2,5 millones de barriles por día, consumimos internamente 0,6 y le regalamos o subsidiamos a Petro-Caribe otros 0,2; estamos exportando algo así como 1,7. A un precio promedio de 70 dólares por barril en 2009 (lo que equivale a asumir que cerrará ese año alrededor de 90), eso nos da unos 43.000 millones de dólares. Nuestras importaciones este año van a cerrar por encima de 54.000 millones. En el primer semestre del año la acumulación de activos privados en el exterior pasó de 11.000 millones de dólares. Nuestra balanza de servicios al cierre del año superará los 7.000 millones de dólares. Ya no nos alcanza. El gobierno ha empezado a presionar al BCV para que le transfiera “reservas excedentarias”, un artilugio contable que se le ocurrió a nuestros genios y que es sinónimo de imprimir billetes sin respaldo. Así se resuelve en parte el problema fiscal (los dólares de FONDEN se ponen a circular en el paralelo a 5,0 bolívares, en lugar de 2,15), pero no se altera para nada el balance de divisas.

Por un lado, la negación. Haiman El Troudi defiende que se utilicen las reservas y los recursos del FONDEN para mantener la rumba. Esta postura está basada en aquella vieja costumbre venezolana de considerar las buenas noticias como permanentes y las malas como temporales. Por el otro lado Alí Rodríguez, quien en esta circunstancia viene a ser algo así como el maestro Yoda. Para él no tiene sentido quemar reservas y recursos en FONDEN, si los precios del petróleo se van a mantener bajos. Es pan para hoy, hambre para mañana. Es mejor reconocer de una vez que el nivel de esta rumba no se puede mantener. Según esta vertiente, es mejor devaluar, recortar la asignación de divisas oficiales, frenar las importaciones.

Ambos coinciden en que hará falta resucitar el ITF, el IDB, subir el IVA. Ninguno considera prioritario promover la actividad privada nacional, el promover la confianza. Ninguno cuestiona que se hayan utilizado nuestros recursos para cambiarle el título de propiedad a todo lo que se atraviesa por delante, desde teleféricos hasta los cables de luz. Eso es precisamente lo que nos terminará por hundir, no aquello en lo que difieren, sino todo en lo que coinciden.

Para El Universal, 14/11/2008

jueves, 6 de noviembre de 2008

Moody´s: Inminente devaluación del bolívar fuerte

Según un análisis de la firma calificadora Moody's, la capacidad de la economía para resistir el desplome de los precios del petróleo está en entredicho, y aunque dependerá de las medidas que tome el gobierno, aseguran que es inminente la devaluación del bolívar.

"A fin de impedir que el saldo en cuenta corriente derive en un considerable déficit en 2009, el gobierno tendrá que permitir una depreciación del tipo de cambio oficial, que ha estado fijo con respecto al dólar en 2,15 bolívares por dólar desde principios de 2005. En la actualidad el bolívar se encuentra sobrevaluado debido a la fuerte inflación de los últimos años. La depreciación de la moneda reduciría las importaciones, compensando al menos en parte el descenso en los ingresos por exportación del petróleo".

Moody's no precisa un su informe un estimado en cuanto al incremento que sufriría el tipo de cambio.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

A mil leguas del que fui

Ya de por sí la vejez debe ser suficientemente compleja, tan desprovista de futuro y de la posibilidad de concretar nuevas ideas, como para montarle encima las persecuciones de la culpa y el remordimiento. Mucho más difícil que esforzarse inútilmente por seguir siendo el que se fue, debe ser el vivir perseguido por las sombras de nuestros propios actos. Todo esto me vino a la mente a raíz del escándalo que envuelve ahora a Milán Kundera, por la aparición de unos supuestos documentos de la policía secreta checa en el que lo acusan de delator, de chivo del partido comunista.

El 14 de marzo de 1950 Miroslav Dvoracek, un ex-piloto desertor del ejército checoeslovaco que trabajaba como espía de los Estados Unidos, se reunió con su antigua amiga Iva Militka en Klarov, Praga; un encuentro que habría de cambiarles la vida para siempre. Dvoracek le pidió que le guardara de forma temporal una maleta en la residencia de estudiantes. En ella se encontraban documentos relativos a una misión que le había sido encomendada: Contactar a un cierto Vaclavik, empleado de Chemapol, importante empresa química checa. Militka regresó a la residencia y le comentó a su novio Miroslav Dlask acerca del encuentro. Poco después Dvoracek, de apenas 22 años, fue detenido y enviado a los campos de concentración de Pribram. Luego sería trasladado a trabajar como esclavo en las minas de uranio. En total pasaría 14 años en cautiverio.

Milán Kundera por aquél entonces era un joven estudiante de cine y miembro del partido comunista, del que había sido expulsado por burlarse de un alto cargo (un episodio que después daría origen a La broma, su primera novela). De acuerdo con la versión del historiador checo Jiri Pernes, Kundera era el delegado de la residencia estudiantil. Un documento autentificado por el Archivo de Fuerzas de Seguridad y respaldado por el Instituto para el Estudio de los Regímenes Totalitarios, describe lo que ocurrió aquella tarde: “Hoy, cerca de las 4:00PM, un estudiante de nombre Milan Kundera informó que Iva Militka, hospedada en la residencia, le dijo a un estudiante de apellido Dlask que se había encontrado con cierto amigo suyo, Miroslav Dvoracek, ese mismo día en Praga, quien le dejó una maleta a su cuidado”.

El propio Kundera y una buena cantidad de escritores, políticos e intelectuales han desmentido esta versión, alegando que el documento ha sido forjado para perjudicar su reputación. El episodio se encuentra inscrito dentro de esa relación conflictiva que mantiene Kundera con su país natal. Como ha dicho otro escritor checo, Iván Klima: “A la gente le parece una simplificación efectista el modo en que Kundera presenta su experiencia checa, en contradicción con el hecho de que Kundera fuese un hijo muy querido y muy mimado del régimen comunista hasta 1968”.

El historiador checo Zdenek Pesat, entonces estudiante de filosofía en Praga y cuadro del partido comunista, ha admitido que esa misma tarde recibió la visita de Miroslav Dlask, quien le relató el encuentro entre Dvoracek y su futura esposa Iva Militka. Según Pesat fue él mismo quien, con el fin de proteger a Iva Militka, había denunciado a Dvoracek.

Kundera podría o no haber estado involucrado, pero no cabe duda de que la historia no resulta del todo inverosímil. Otro escritor, Emil Cioran, filósofo, ensayista y moralista, cuya vida intelectual (al igual que la de Kundera) transcurrió en París, formó parte en su Rumania natal de la Guardia de Hierro, una organización fascista, y allí publicó algunos textos bastante tolerantes con el entonces incipiente nazismo. Cioran declararía en 1949 que cuando leía aquellas frases “no podía siquiera imaginarme mi pasado, y cuando ahora pienso en él, me parece recordar los años de otro; y reniego de ese otro, todo mi yo mismo (sic) está en otro lugar, a mil leguas del que fue”.

Son experiencias que deberíamos mantener en mente hoy en día, cuando los excesos del poder amenazan con eclipsar el ejercicio de las libertades ciudadanas, algo que resultaría imposible sin la colaboración y la connivencia de miles de personas. La historia demuestra que las sociedades que atraviesan por dictaduras, totalitarismos o alguna otra modalidad del secuestro de poderes, requieren para salir adelante de un balance frágil entre la persecución por los crímenes pasados y la tolerancia, la exigencia de rendición de cuentas y el perdón. Javier Marías se ha referido en numerosas ocasiones a ese equilibrio frágil, y es que con frecuencia aquellos cuyos actos se ha acordado perdonar u olvidar no se contentan sólo con ello, sino que además con el paso del tiempo se van convenciendo a sí mismos y a los demás de que ellos estaban del otro lado, en el de las víctimas, no en el de los cómplices o victimarios. Con todo y esa ausencia de memoria o de consciencia por la que selectivamente optan algunos, hay otros para quienes la persecución de sus propios fantasmas puede llegar a ser mucho más cruel que la de sus contemporáneos.

Para El Universal, 07/11/2008

martes, 4 de noviembre de 2008

¿Qué tan grave es para nosotros la caída del petróleo?

A mediados de esta semana el precio del petróleo venezolano alcanzó los 55 dólares por barril, una caída de 56% con respecto a su punto más alto, registrado apenas en el mes de julio pasado: 126 dólares. ¿Estamos preparados para afrontar una caída de esa magnitud? Por un lado, la experiencia apunta a que Venezuela nunca ha estado preparada para enfrentar una fuerte caída en los precios, que nosotros somos un país acostumbrado a consumir bastante más de lo que produce (el petróleo paga la cuenta, mientras pueda), y que hoy más que nunca dependemos del crudo para obtener divisas, ingresos fiscales, e impulsar al resto de la economía. Por otro lado, el gobierno ha decidido hacerle frente a esas expectativas armando un presupuesto para 2009 según el cual la inflación no superará el 15%, no habrá devaluación, y se mantendrán los niveles de gasto público. ¿Y entonces?

La caída en los precios del petróleo se transmite a la economía del país a través de un vaso conductor principal: la obtención de dólares a través de las exportaciones petroleras. El petróleo provee a Venezuela de más del 95% de las divisas que el país obtiene al año. Las otras vías de obtener divisas, exportaciones no tradicionales, inversión extranjera y préstamos en dólares obtenidos en el exterior por el sector privado o por el gobierno, están cerradas por diferentes razones. El entorno que rodea la actividad privada ahuyenta la inversión, colocándonos en franca desventaja en relación con otros países de la región como Colombia, Panamá, Costa Rica, México o Chile, los principales receptores de inversión extranjera en América Latina. Esa ausencia de inversión, y la política del gobierno de promover las importaciones de forma masiva para combatir la inflación, redujo a cero nuestras posibilidades de realizar exportaciones no tradicionales. Por último, la crisis financiera mundial ha provocado una caída en la disposición a prestarle a economías emergentes.

¿En qué utiliza el gobierno los fondos que recibe por concepto de exportaciones petroleras? En 2007, por ejemplo, se recibieron 69.195 millones de dólares (94% petróleo). ¿En qué se utilizaron? En cuatro rubros principales: a) Importaciones (45.463 millones de dólares), b) Venta de dólares al sector privado venezolano (para atender el mercado paralelo o repatriación de dividendos: 16.477 millones de dólares), c) Acumulación de activos públicos en el exterior (FONDEN y compañía: 9.328 millones de dólares), y d) balanza de servicios (viajes, fletes de transporte, seguros y otros servicios pagados en el exterior, 3.700 millones de dólares). Después de esos cuatro usos, nuestra balanza de pagos registró una cifra negativa (5.742 millones de dólares). Durante el primer semestre del año, a pesar de que el petróleo venezolano promedió 100 dólares por barril, ocurrió algo similar.
A través de esos cuatro usos que podemos evaluar mejor qué ocurriría si el país viese reducida de forma drástica sus exportaciones petroleras. En orden de importancia, habría que reducir drásticamente las importaciones (devaluando, o restringiendo el acceso a las divisas a tasa oficial 2,15); reducir la oferta de divisas en el mercado paralelo (depreciación); detener la acumulación de dinero en fondos públicos en el exterior (recortes a subsidios petroleros a países vecinos); y reducir el déficit de servicios (reducción en el cupo CADIVI de viajeros).

Escribirlo es bastante más sencillo que sufrirlo. Reducir las importaciones equivale a reducir la tasa de crecimiento del consumo nacional, que tiene años creciendo el doble de nuestra producción. Durante los últimos cinco años el gobierno ha utilizado las importaciones para combatir el desabastecimiento y la inflación. Las importaciones baratas fueron sustituyendo poco a poco nuestro aparato productivo, y ahora que no las vamos a poder hacer en la misma magnitud, no tenemos a nadie capaz de (re)sustituirlas a nivel local. Eso traerá como consecuencia una fuerte aceleración de la inflación, que, partiendo del 36% anual que registra el área metropolitana de Caracas para el cierre de Octubre, no resulta nada auspicioso.

Esta caída en los precios agarra a Venezuela con un stock de divisas en reservas internacionales y en fondos en el exterior que bien podría utilizarse para amortiguar el golpe. Este sería el momento para reducir nuestros programas de ayuda al exterior y concentrar el esfuerzo en Venezuela. El problema está en que esos fondos nos pueden ayudar a hacerle frente a la crisis un año, pero si los precios se mantienen bajos tarde o temprano será imposible evitar el descalabro. Utilizar los fondos acumulados para sostener nuestros niveles de consumo es una estrategia peligrosa que se traducirá en pan para el 2009 y hambre para el 2010.

La otra forma en que la caída de los precios se transmite a nuestra economía diaria es a través de las cuentas fiscales, toda vez que el gobierno recibirá bastante menos ingresos fiscales por concepto del petróleo. Esa caída se puede enfrentar introduciendo “nuevos” impuestos (ITF, IDB), aumentando los que ya existen (IVA, ISLR), o recortando el gasto público. Si el gobierno opta por la primera vía tiene que pensar que la capacidad impositiva del aparato productivo privado se está reduciendo en la misma medida en que se destruye la inversión privada. Gravarle impuestos adicionales podría terminar de quebrar a las pocas empresas que aún sobreviven. Otras opciones serían devaluar, o pedir financiamiento al BCV (imprimir billetes), cuyas consecuencias inflacionarias son también conocidas.

Todo parece indicar que es muy tarde para implementar una estrategia efectiva que nos ayude a superar nuestra dependencia del petróleo en términos de divisas, de consumo, de ingreso fiscal, de empleos. El petróleo se le vuelve a quedar pequeño a Venezuela. Lo que tenemos por delante es la cosecha de la política económica que hemos venido sembrando a lo largo de todos estos años.

Para Últimas Noticias, Domingo 09/11/2008